Home > Newcomers - Recien llegados, Nuestro Blog en Español, Transporte - Transportation > Pa’l Metro, pero en Motoconcho ….Transporte Público en Santo Domingo

Pa’l Metro, pero en Motoconcho ….Transporte Público en Santo Domingo

If you want to read this article in English please click here.

——

Un elemento importante de la cotidianidad en una ciudad es el sistema de transporte masivo.

Metro - Santo Domingo

Santo Domingo cuenta con varios medios de transporte público, que aunque no se ajustan a los estándares de seguridad que podemos encontrar en otras ciudades del mundo, sí ofrecen algo que quizás aquellas no: el “riesgo” de hacer cinco amigos en un trayecto de 15 minutos y de hablar con ellos como si se conocieran de toda la vida. Es sencillo, siempre encontrará quien le comente sobre el tema del día,  la política, la “pelota” (O bien conocido Baseball), el tráfico de la ciudad y en el mejor de los casos, su vida entera.

En nuestra ciudad usted encontrará 6 clases de transporte público “oficiales”, sí leyó bien S-E-I-S (6)! Y es importante que las conozca y aprenda a diferenciarlas:

1-    Para quienes aman las aventuras sobre ruedas al aire libre, les presentamos el Motoconcho: No, no es una concha con forma de moto, es una motocicleta en la cual el número de pasajeros – contrario a lo que usted piensa – puede ser superior a 2, y en la que también tiene la opción de contratar un servicio “particular”. Es algo así como un taxi de 2 ruedas en el que el  “motoconchista”, su conductor, recorre con habilidades malabarísticas rutas preestablecidas.

2-    Para aquellos con ánimo de socializar de camino a cualquiera que sea su destino, les ofrecemos el Concho: Pasamos a una modalidad de vehículo de 4 ruedas, que usted identificará por los 1,500 choques, rayones, colores y demás daños que tiene. Algo extraordinario de este medio, es que en un espacio para 5 personas caben perfectamente 7!  Y es que parte de la capacidad de pasajeros que puede albergar este vehículo  depende de su chofer, así como lo oye,  cuando alguno no se quiere mover o sehace el gordo para sentarse cómodamente, escuchará inmediatamente al conductor gritando: “Como anoche amigo…pegaíto pegaíto” para abrirle campo a otro cliente. El sistema de recolección del dinero es sencillo, una vez usted se sube, lo pasa de mano en mano hasta llegar a su destino final, el “conchista” (Su conductor). Algo importante,  lleve “menudo”,  es decir cualquier moneda o billete que esté por debajo de RD$100, de lo contrario, corre el riesgo de exponerse a una pequeña reminiscencia de su querida madre por parte del chofer.

3-    Para los amantes de la alta velocidad y para quienes quieran compartir la experiencia con un mayor número de espectadores, les tenemos la Voladora o Guagua: Algunos dicen que no son lo mismo, pero en lo que sí concuerdan es en que son mini-buses con capacidad para 70 pasajeros: 20 sentados y 50 de pie! Este vehículo no sería lo mismo sin un personaje indispensable para su funcionamiento, que además lo distingue de los otros medios: “El cobrador” o “pitcher”: Es el asistente del chofer que además de cumplir con la función obvia de cobrar, se dedica a motivar a los potenciales pasajeros a que se suban a su guagua “descolgándose” en cada parada e invitando sutilmente a los peatones, tomándolos del brazo y diciéndoles: “vamo’ pal’ quinto, súbete ombe que eta e’ la tuya….arranca chofe arrancaaaaa!!!!’ ”.

4-    Para una experiencia “masiva”, les presentamos la OMSA: Su nombre se deriva del organismo que los controla (Oficina Metropolitana de Servicio de Autobuses). Es un bus articulado de color verde y la categoría que más se acerca al concepto formal de bus público a nivel mundial. Inicialmente circulaban por un carril asignado y exclusivo para su funcionamiento, ofrecían aire acondicionado y las paradas eran únicamente en estaciones previamente asignadas, sin embargo, el mantenimiento de los vehículos ha decaído y hoy en día muy   pocos ejemplares cumplen con sus características iniciales.

5-  Para quienes buscan un servicio más privado, tenemos el Taxi: Contrario a lo que se conoce en varias ciudades de otros países, en Santo Domingo no hay un color único asignado para esta categoría de transporte público (Con excepción de los 700 ejemplares lanzados al mercado el año pasado que son de color amarillo). Su tarifa varía dependiendo del humor del conductor y de si tiene “confor” (o Comfort), es decir, si ofrece aire acondicionado o no. Aunque es casi imposible identificarlos en la calle, usted puede llamar a la empresa para solicitar el servicio desde su casa pero también desde cualquier esquina, siempre indicando en cuál calle está parado y por supuesto describiendo su atuendo del día para que el chofer lo identifique… Eso sí, la seguridad ante todo!

6-    Y finalmente, nuestro Metro: Motivo de críticas positivas y negativas, gustos y disgustos, la primera línea fue inaugurada en el año 2009 atravesando la ciudad desde Mamá Tingo en el norte hasta el Centro de los Héroes en el sur, dándole así preferencia a un segmento de la población con condiciones socio-económicas menos favorables, que pasaba más de 2 horas entre su lugar de trabajo y su residencia, no propiamente por razones de distancia sino de tráfico. Actualmente se encuentra en construcción la segunda línea que corre de este a oeste, y se proyecta el desarrollo de 4 líneas más a corto, mediano y largo plazo.

Es cierto que aún tenemos un camino largo por recorrer en la organización y definición del transporte público en nuestra ciudad, así como es cierto que las condiciones de seguridad no son las esperadas si nos comparamos con otras ciudades del mundo; pero por favor, no pierda la oportunidad de vivir en Santo Domingo sin probar cada una de las categorías descritas anteriormente. Tómelo como un desafío, un “pasadía” o un riesgo si lo ve de esa manera,  le prometemos que además de vivir una experiencia más, será una aventura que le traerá innumerables historias que contar. Con seguridad terminará con más de 1 amigo, 17 consejos no solicitados y una mancha en su pantalón del SkimIce de fresa que compró su vecina, pero con la certeza de haber vivido algo diferente y de conocer lo que yo llamo “la montaña rusa dominicana”.

Myriam Parra
Relocation Specialist

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: